3 shares

Matt Thorson y Noel Berry crearon el prototipo de CELESTE en cuatro días a finales del 2015. El objetivo del juego es escalar la montaña más difícil del mundo, pues está llena de obstáculos como espinas, plataformas que desaparecen y huecos. El prototipo no tiene un mundo abierto; está hecho por niveles pequeños a los que gradualmente se les va añadiendo dificultad, aunque desde el primer nivel presenta un desafío al jugador.

El prototipo tiene 30 niveles, en los que además de trampas, hay fresas que podemos coger para sumar puntos. El poder del personaje con el que jugamos es un pequeño turbo en el aire, y lo que hace es impulsarlo hacia la dirección deseada para llegar a otras plataformas más distantes. Por suerte, el juego no tiene vidas ni game over, y pues no siendo un juego entretenido, tener que volver al primer nivel cuando morimos ­­­—al menos dos veces por nivel hasta que tenemos suficiente práctica— sería mucho más dispendioso de lo que ya es.

La primera versión de CELESTE no tiene diálogos ni monstruos que debamos matar, el diseño entre niveles es muy parecido y los controles en el teclado no son tan intuitivos (tecla X y C), así que es fácil cometer errores que dificultan avanzar de manera más rápida durante las partidas. Afortunadamente, el juego desarrollado — que saldrá para Nintendo Switch, PlayStation 4 y Steam— promete una experiencia más retadora y con mucho más contenido, niveles diferentes, monstruos y mejores gráficos.

Te recomendamos
El mapa Nuketown regresa a Call of Duty: Black Ops 4


Daniela Toro

Principiante

Nos tomamos en serio el tema de tus datos, y por eso te ofrecemos conocer nuestra política de privacidad para que estés al tanto de que usamos cookies (ñam ñam ñam). Si sigues navegando en iZen damos por hecho que has leído y aceptas nuestra política #Awesome

Escoge el formato
Publicación
Texto formateado con embebidos y visuales