Para cada Gamer puede hacerse una selección de títulos preferidos según género o clasificación personal. Algunos entran por gráficos o historia, otros por la relación emocional que generan en el jugador, incluso algunos por el hype que crearon en su momento (todos hemos caído alguna vez presos de la expectativa)

Dentro de mí lista, guardo un lugar especial para Stardew Valley. Ciertamente es un pequeño simulador de granja, con unos adicionales que le dan la idea de RPG. El sistema es sencillo y divertido, y pocas veces he encontrado una sensación similar de querer abandonarlo todo y hacer parte de un mundo un poco más simple.

Sin embargo, como el tiempo pasa, es difícil mantenerse en una línea de juego constante con todos los títulos. Especialmente en una época donde los multijugadores están bombardeando constantemente las redes.

yubn3vwDespués de reseñar el juego, y disfrutar de varias horas cultivando distintos tipos de flores, tubérculos, frutas, etc, conmoverme con la historia de cada uno de los personajes, e incluso tener ganas de arrancarme el cabello por no poder pescar algunos peces, dejé Stardew Valley en mi Biblioteca.

Hace poco más de un mes, miré mi partida (con un número de horas que merecen permanecer ocultas) le di una pasada a mis logros, y decidí borrar todos los datos y empezar de cero. Tuve la buena suerte de volver a empezar con las actualizaciones de distintos tipos de Granjas, el cambio de algunos diálogos y la mejora general del juego.

Te recomendamos
Twitch no seguirá vendiendo más juegos en su plataforma

A pesar de lo que esperaba, el juego me recibió de nuevo como si nada hubiera ocurrido, incluso me dio una mejor experiencia (Ya sabiendo que debía interactuar con todos y mejorar mis herramientas en cierto tiempo)

495-1-1468380937En otras palabras, Stardew Valley tiene un encanto particular. En parte, no es pretencioso, no promete más allá de lo que es, algo que en una industria que se ha movido constantemente entre el hype, el exceso gráfico y las campañas agresivas, lo convierte en un respiro.

Su concepto es básico, podría resumirse en “Haz lo que quieras”, algo que se enfatizó después de permitir la reevaluación del abuelo tras el tercer año.

Stardew Valley logró mantenerse y mejorar después de su lanzamiento en el 2015. Lo que demuestra que no se necesita complejidad para ofrecer una buena experiencia. ¡Si lo tienes abandonado en tu biblioteca, es hora de visitarlo de nuevo!


Julián Rodríguez

Experimentado

Tengo 27 años y soy un apasionado del hardware y los videojuegos. Escribo en mis ratos libres y siempre estoy en constante aprendizaje. Escribiendo desde bogotá, Colombia.
Escoge el formato
Publicación
Texto formateado con embebidos y visuales