3 shares

Sobrepasemos lo obvio: el porcentaje de jugadoras profesionales en los eSports es bastante bajo, y es evidente que ver mujeres en un espacio que parecería estar destinado a ser “predominantemente masculino” llama mucho  la atención, pero esta pregunta va un poco más allá de lo que se ve celebrándose diariamente en muchas comunidades, ¿Hay realmente algo de importante o especial en la participación de mujeres dentro de esta escena?

En la mayoría de deportes, existen divisiones específicas entre mujeres y hombres, esto tiene una motivación biológica. Por ejemplo, en el boxeo, un peso pesado femenino y otro masculino son muy diferentes, la categoría para mujeres empieza a los 81 kilos, y para hombres a los 91, la manera en que se adquiere masa muscular es diferente, y aunque no se discute la posibilidad que tienen ambos de dejarse en knockout, si se puede garantizar una competencia más balanceada.

Los eSports son diferentes. No hay ninguna categoría femenina, y a pesar de muchos prejuicios y artículos basura en internet, la capacidad de pensamiento que se invierte en este tipo de deporte no tiene una diferencia medible. Entonces ¿Por qué hay una constante celebración de la participación de mujeres en esta escena?

Como una persona que ha trabajado en este medio desde hace ya algunos años, siempre hay una cosa que resulta muy interesante de hablar de mujeres en el competitivo. Existen lo que podemos llamar, dos preguntas de rutina, que son: “¿Es bonita?” “¿Juega Bien?”, y tal vez sean de las situaciones más graciosas que uno puede afrontar. En primer lugar, llegar a la escena competitiva no es fácil, así que debe tener una habilidad mayor al promedio. Por otro lado, sabiendo que la idea de seguir streamings o ver jugadores profesionales es generalmente el entretenimiento o la mejora de habilidades, la apariencia física no parecería ser muy importante.

Podría pensarse que el espacio de los videojuegos es altamente cerrado a una población específica de jugadores masculinos, pero la verdad es que no es posible conocer el género de un competidor a menos que sea de manera personal o en un evento presencial, hasta entonces, solamente se trabaja desde suposiciones.

Y de alguna manera, estas trabajan a favor y en contra de la participación de las mujeres en la escena competitiva. Ya sea aumentando su popularidad, o generando situaciones incómodas para ellas. Pero aún no hay nada que realmente motive su importancia, ni tampoco que las haga peor o mejor que el resto. En este tipo de competencia, las cosas se deberían probar en un escenario virtual.

Claro que aquí no debemos tener en cuenta la estrategia mediática que tenga cada jugador, pues eso es un tema que cada quien maneja por su cuenta. Pero es preocupante que en un período donde se supone que un interés social está en encontrar “igualdad” algunos medios prefieran celebrar las diferencias y hablar de mujeres que pueden jugar como si fueran una ocurrencia maravillosa.

Como conclusión de esta primera parte del artículo, no veo nada de especial en una mujer que compite a nivel regional, nacional o internacional. Está jugando bajo las mismas reglas que todos los otros jugadores que esperan ser profesionales, y aunque el porcentaje de jugadoras en este momento es bajo, poco a poco logrará equilibrarse. Pero la segunda parte es algo que los medios, comunidades y jugadoras deberían preguntarse constantemente. Pues, aunque muchas veces se busca lograr la mayor difusión posible, hay algunas actitudes que están llegando a ser preocupantes.

¿Hacia dónde están apuntando su visión del Gaming? A diario (no en todos los medios) se ven publicaciones que celebran a las jugadoras por su apariencia, su carisma y finalmente la habilidad que tienen para un juego. Se crean también grupos “exclusivos” que encierran y celebran los logros de distintas personas sin compararlas al rating nacional, incluso a ratos bajando la barra, como si estuvieran buscando una liga particular para los “logros femeninos”.

Los equipos exclusivamente femeninos, ciertamente abren puertas al espacio competitivo que podría llegar a ser discriminante, mas no deberían convertirse en una necesidad de crear ligas especiales, y torneos cerrados. Los triunfos de estos equipos,  debería (desde un punto de vista personal) tomarse de la misma manera que cualquier otro, pus es una lucha entre habilidades estratégicas y velocidad de reacción. Es evidente que la mayoría de jugadores profesionales son hombres, pero en un espacio tan abierto como lo es el gaming, apuntar de nuevo a la segregación por sexo llega a ser bastante retrógrado. 

Existen también espacios de discriminación entre las mismas personalidades o comunidades, burlas porque una de ellas se maquilla para su streaming o sus apariciones, y burlas porque no lo hace, porque una prefiere tener imágenes rosadas y tiernas para su identidad gráfica, y otra prefiere los negros y las púas. Se convierte en una especie de “Si, celebrenme a mí, pero no a las otras”. ¿Cuándo, entonces, existirá un espacio que esté enfocado en la habilidad en los juegos?

Te recomendamos
Descubre la importancia de tus decisiones en Assassin's Creed: Odyssey

Las riñas son entendibles, finalmente, somos seres humanos y podemos ser susceptibles a muchas cosas, pero si se empieza a tomar una actitud que deja de afectar únicamente a los dos involucrados, y modifica la manera en que se percibe un gusto o pasión como el Gaming, vale la pena respirar un momento y replantear. Incluso en esos casos donde prefieren regodearse en sus logros “por ser mujeres”, tal vez podrían considerar más a profundidad que llegan a representar en la comunidad. Es cierto que existen muchísimos prejuicios y chistes ridículos frente a ser mujer al jugar “Vuelve a la cocina, hazme un sándwich, suelta la cuenta de tu novio, etc.” Y en algunos momentos vale la pena responder a ellos ¿Pero es realmente una buena estrategia basar la sensación de éxito sobre estos mismos prejuicios, o es mejor encontrar una actitud que desprecie esto y deje de darle importancia?

 


Julián Rodríguez

Principiante

Tengo 27 años y soy un apasionado del hardware y los videojuegos. Escribo en mis ratos libres y siempre estoy en constante aprendizaje. Escribiendo desde bogotá, Colombia.

Comments

comentarios

Nos tomamos en serio el tema de tus datos, y por eso te ofrecemos conocer nuestra política de privacidad para que estés al tanto de que usamos cookies (ñam ñam ñam). Si sigues navegando en iZen damos por hecho que has leído y aceptas nuestra política #Awesome

Escoge el formato
Publicación
Texto formateado con embebidos y visuales