4 shares

Acaban de terminar los Game Awards 2016 y hay opiniones burbujeando por toda la vastedad del internet. ¿Cómo es posible que Blizzard haya ganado un GOTY? Algunos acusan al mercado, otros a algún tipo de soborno. En iZen tenemos algunas ideas de cómo pudo haber ocurrido.

En primer lugar, hay que reconocer que, a diferencia del año pasado, el repertorio de nominados era muchísimo más variado, esto hace que los grupos de fans que van a votar por el primer lugar tengan muchísimos más puntos de separación que en premiaciones pasadas. Más allá de los gustos personales, y de la nostalgia que lograron suscitar algunos títulos, debemos admitir que el 2016 nos ha dejado con muy buenas entregas que valdrá la pena recordar en los años venideros. Uncharted 4 tal vez no se haya llevado el premio, pero si se ha quedado fijado en los corazones de muchos.

Ahora, dentro de las premiaciones que han generado más respuesta negativa, están el GOTY (Juego del año) y Mejor eSport (Votado por fans). Este último compitió contra grandes en la industria, y aún así salió victorioso. Si bien su nivel de complejidad no se comparaba a otros de su misma categoría.

Aquí hay algo que debemos considerar, a pesar de que se suponía que sus competidores tenían grupos más grandes de seguidores, Overwatch logró sobreponerse a ellos y permitirle a su juego obtener el galardón. Esto deja mucho que pensar, respecto a la manera en que la comunidad se identifica con el sistema de torneos y juego.

Muchos comentarios salieron a la luz. Algunos de ellos mencionan la dificultad baja que maneja el juego, y la comparan a algunos con trayectoria de años, como por ejemplo CS:GO o DOTA 2. En lo personal, creo que hay un conflicto entre lo que algunos consideran “correcto” y “apropiado” desde una experiencia de más de 6 años y lo que ocurre con el movimiento de la Industria.

Desde la activación del competitivo, Overwatch tomó un gran porcentaje de los cafés en Corea del Sur además de tener un crecimiento exponencial en sus jugadores desde el día de lanzamiento. Y, aunque esto suele ocurrir con las novedades, su comunidad lo siguió apoyando. Esto demuestra que, como se dijo anteriormente, hay una sensación de cercanía e identificación con el juego.

Además, hay que aclarar que este éxito lo obtuvo desde un juego pago, cuya licencia no era dentro de los términos usuales “barata”. En una época donde el F2P llevaba la delantera, Blizzard logró sobreponerse, y con un gran triunfo, puesto que fue todo gracias a sus seguidores.

Te recomendamos
Top 7 juegos de Súper Héroes

 

Respecto al premio del GOTY, debo reconocer que tengo sentimientos encontrados. El año pasado vimos en escena a The Witcher 3, Bloodborne y Fallout 4. Tres gigantes con diseños diferentes, pero historias cuando menos complejas y modos de juego (en cierta forma) similares. Projekt Red salió victorioso en el 2015, y con razón. Pues permitieron que nos despidieramos de Geralt con un gran sonrisa.

Al igual que muchas personas, la reacción inicial al ver este premio fue una mezcla entre confusión y frustración. ¿Qué había pasado con esas premiaciones de hace poco tiempo, donde los galardones iban para grandes historias épicas con horas y horas de contenido en campaña? ¿Por qué un título sin nada de lo que hace un “gran juego” estaba ganando en esta categoría?

A veces, como Gamers, tenemos la mala costumbre de juzgar desde lo que nos parece bueno, y no desde lo que resulta serlo. Por ejemplo, podemos insistir en que el juego de una Saga es lo mejor que le ha pasado a la industria, pero molestarnos porque la siguiente entrega no se parece. Cuando confundimos gusto con buena elaboración, empezamos a caer en un error.

Inside tenía un arte impresionante, y un diseño de niveles muy entretenido, además de una premisa oscura. Titanfall 2, por su parte, tiene una propuesta bastante interesante respecto al manejo titán-máquina, aparte de uno de los multiplayers más veloces de la actualidad.  Doom, el regreso de un clásico, tiene unos niveles increíbles y un diseño de sonido más allá de lo esperado, además de unos gráficos que sorprendieron a más de uno. Y Uncharted 4 fue el regreso y finalización de una gran franquicia, cuya historia nos tuvo en vilo hasta el último momento (Además de permitirnos jugar Crash Bandicoot)

uncharted-4-first-15min-screen-16

Pero, dentro de esta mezcla de Puzzles, Shooters, y Action-RPG, estaba una categoría extraña : Un FPS Competitivo. Y aunque en un momento parecía fuera del lugar ¿Cómo no nominar a un juego que encarna la tendencia mundial de los juegos hacia los eSports y al Multiplayer?

Hace aproximadamente unos 5 años, específicamente gracias a League of Legends. El juego competitivo tomó un gran protagonismo, que escaló rápidamente en audiencia e interés. Esto no significa que no hubieran torneos ni espíritu de competencia antes, pero se consideraba parte de un Nicho pequeño, y se solían ver los mismos jugadores en todas las competencias. Grandes eventos como The International, y los IEM, recibían una suma decente de atención, pero incluso ellos se beneficiaron del gran boom de League.

Te recomendamos
Descubre la importancia de tus decisiones en Assassin's Creed: Odyssey

Fue en ese momento que la idea de comunidades competitivas, y el interés por llegar  a ese tipo de escenas, resultó algo que le parecía, no sólamente divertido a todo el mundo, sino también posible. Los grupos buscaban entonces el Multiplayer, y ya no era una “adición” al juego, sino un requerimiento. En toda esa tendencia hacia los enfrentamientos entre equipos, los roles, y demás, parecía que los grandes monopolios se habían establecido. Y luego, una de las grandes empresas de Videojuegos, decidió hacer su apuesta.

Hay razones para que Overwatch haya obtenido este premio. En primer lugar, ha tenido una acogida impresionante, a pesar de tener una premisa sencilla. Además, con apenas 25 héroes a la hora de su lanzamiento, diferentes mapas aleatorios, una atención impresionante al detalle, la creación de una historia para sus personajes ( a pesar de que no tienes la oportunidad de jugarla) junto a una excelente actuación de voz y buenos servidores. ¿No suena como un buen producto?

A pesar de parecerse a Team Fortress, de tener ideas de otros lugares, OW logra ser fresco y renovador. Y , a ser verdad, cumple con lo que se espera de un juego nominado al GOTY. Sus otros contrincantes cumplían con muchos de estos requisitos, pero se quedaron cortos a la hora de ser algo nuevo. Y en los aspectos en los que superaban a Overwatch, recibieron sus premios correspondientes. (Arte, diseño de sonido, Narrativa ETC.)

En resumen, OW arrasó este año desde sus ideas hasta su contacto con la comunidad, y tiene motivos para haber obtenido este premio. Pero eso no implica que las decisiones de un comité tengan que coincidir con lo que piensa todo el mundo. Además, las premiaciones para GOTY no son únicamente desde esta organización, y seguramente haya más oportunidades para que los otros títulos que nos enamoraron este año, obtengan su reconocimiento respectivo.

¿Viste los Game Awards? ¿Quién crees que debería haber ganado? ¡Cuéntanos en los comentarios!


Julián Rodríguez

Principiante

Tengo 27 años y soy un apasionado del hardware y los videojuegos. Escribo en mis ratos libres y siempre estoy en constante aprendizaje. Escribiendo desde bogotá, Colombia.

Comments

comentarios

Nos tomamos en serio el tema de tus datos, y por eso te ofrecemos conocer nuestra política de privacidad para que estés al tanto de que usamos cookies (ñam ñam ñam). Si sigues navegando en iZen damos por hecho que has leído y aceptas nuestra política #Awesome

Escoge el formato
Publicación
Texto formateado con embebidos y visuales