Reseña – Assassin’s Creed: la película

Avatar andresperdomo | 11 Enero, 2017 19 Views 0 Likes 0 Ratings

Assassin’s Creed, una de las principales franquicias de los videojuegos actuales, se ha hecho parte de la cultura de popular y esto le ha permitido llegar un poco más allá de donde se había imaginado, siendo inspiración para algunas historias, libros, fan-mades y ahora películas, incursionando en el cine con la primera obra live action de la marca.

Nota: la reseña de la película está libre de spoilers…

Del pasado a la actualidad.

Desde tiempos inmemoriales, la humanidad ha presenciado muchas guerras en su historia, que van desde las peleas simples en el campo de batalla, hasta otras que se libran secretamente y rigen el futuro de nuestro mundo, como sucede con la disputa entre templarios y asesinos.

En el año 2016, Callum Lynch (Michael Fassbender), un hombre sentenciado a muerte y “ejecutado” por el asesinato de un proxeneta, despierta en la central madrileña de Abstergo, una de las corporaciones farmacéuticas más importantes del mundo, que se ha destacado por sus grandes avances tecnológicos. Esta empresa es la fachada que tienen los Templarios en la época actual, por la cual continúan con su desesperada búsqueda de los fragmentos del edén, artículos únicos que pertenecían a los que vinieron antes.

Callum es inducido por la doctora Sophia Rikkin (Marion Cotillard), quien es la hija de Alan Rikkin (Jeremy Irons), el CEO de Abstergo. Sophia le explica a Lynch la razón del porque está vivo y el para que lo han llevado hasta las instalaciones de la compañía en este país, donde están realizando la búsqueda de uno los místicos artefactos del pasado y la sangre del antiguo reo puede tener alguna pista que les ayude a encontrarlo, por lo que deberá acceder al animus y revivir las memorias de Aguilar de Nerja, un antiguo miembro de la hermandad de asesinos durante la inquisición española.

Entre la hoja oculta y Abstergo

La historia de la inquisición española durante el renacimiento no es nada nuevo, pues este tema ya había sido tratado en parte durante Assassin’s Creed II: Discovery, un juego complementario de la franquicia AC, que narra la historia de Ezio desde 1490 a 1492, cuando el italiano se une a la hermandad española para luchar contra Tomás de Torquemada, quien utilizado por Rodrigo Borgia, encabeza el poder templario de este lugar.

1492 es el año en que inicia la historia de la película, cuando Aguilar de Nerja y su grupo son encomendados a una misión especial, donde deben salvar al hijo del sultán Muhammad XII, quien era un importante aliado de la hermandad. Este es uno de los primeros recuerdos que desvela pistas sobre el fruto del edén y la vida de Callum, quien es perseguido por las pesadas huellas de su pasado.

Callum es un personaje interesante e idóneo para presentar diferentes facetas de alguien que desconoce su pasado, transitando por diferentes fases de acerca de su concepto de la hermandad, que van desde el asombro hasta el desprecio completo por la historia de su familia, sin entender la importancia que ha tenido el actuar de los asesinos durante las diferentes épocas de la humanidad, protegiéndola en secretos de los enemigos que se esconden a plena luz. Junto a Lynch, también hay otros descendientes de asesinos, quién como él, también han sido usados para los fines de Abstergo y las distintas búsquedas que ha emprendido la compañía desde el año 2012, cuando perdieron rastros del fruto del edén tras la muerte Desmond Miles, el 21 de diciembre de ese año (cuatro años antes de la salida de la cinta al mercado).

Otro de los factores importantes del presente es Abstergo, donde sus miembros han hecho hasta lo imposible por conocer más sobre los asesinos y han saqueado sus tumbas, buscando distintas herramientas que les sirvan para entender su actuar y como pueden detenerlos de una vez por todas, bajo la noción de que ellos son parte de la violencia que opaca al mundo, como sucede con la doctora Rikkin, quien espera encontrar la cura para esta manera de actuar e impedir que la humanidad se destruya así misma.

El ultimo involucrado en este caso y alguien quien siempre se había mantenido bajo las sombras, es Alan Rikkin, el CEO de la compañía y quien ha estado desde la primera interacción de Miles con Animus tras la búsqueda de loa fragmentos de la primera civilización, lo que hace que su participación y poco conocimiento de la historia, sean fundamentales para la lucha que tienen que emprender los asesinos en el presente, llevándolos casi hacia su extinción.

Entrando en el Animus

En Assassin’s Creed 3, William Miles describe el animus como la máquina de la verdad, un artefacto que permite entrar en la vida de los antepasados y vivirlas, cambiando todo lo conocido, mostrando las cosas como en verdad sucedieron, sin importar su horror o su belleza.

La habilidad de reconstruir la historia y transportar al jugador hacia la magia de cada época, ha sido uno de los principales atractivos que ha tenido la franquicia ante el público, haciendo que ese querer vivir el pasado y conocer la aventura que se desarrolla de dicha época, sean ese punto de querer entrar en el juego. Al igual que en los videojuegos, el animus de la película cuenta con el papel más importante de la aventura, siendo la que nos permite

Esta versión evolucionada del animus 2.0, visto en Assassin’s Creed 2 y al fondo de la sala de simulación, se destaca por permitir una inmersión distinta a la recreación que tenía el sujeto, creando un entorno en realidad aumentada para que el usuario interactúe de manera directa con el espacio y esto le sirva para la sincronización que debe acceder a más información sobre su antepasado; mientras los espectadores cercanos pueden ver alrededor del sujeto lo que el mismo está viviendo, proyectando el entorno del recuerdo. Al igual que como sucede en los juegos, algunas acciones pueden crear una falta de emparejamiento y la salida abrupta del sistema, qué en este caso, puede perjudicar al sujeto de manera desconocidas, que van desde el efecto sangrado hasta la perdida su vida.

Esta emulación del animus permite conocer varios aspectos de los asesinos de la época, como trabajaban en sigilo, su manera de actuar y como podían trabajar en grupo, sin contar las tecnologías y las costumbres que poseían en la época, que para muchos pueden ser fallos de la película, pero tienen su razón de ser…. Algo que luego en un artículo explicare.

Assassin’s Creed: guilty pleasure

Crear una película acerca del universo de un videojuego es algo muy complicado hasta para los más expertos, haciendo que la mayoría de estos trabajos sean juzgados y queridos mandar a la hoguera, como sucedía en la inquisición española, época en la que se basa la cinta.

La cinta de Assassin’s Creed es una obra intermedia que busca introducir a los no conocedores del juego en la franquicia, mientras trata de darles un poco de placer visual a los amantes de la marca, quienes entre los diferentes guiños, huevos de pascua y peleas espectaculares, mantendrán su atención en la pantalla grande, disfrutando lo que están presenciando.

La película no es merecedora de un Oscar y como la mayoría, cuenta con algunos errores, como también sucede en los juegos; uno de los grandes problemas es la falta de introducción a aquellos que no tienen mucha idea sobre los videojuegos, con situaciones para las que necesitas haber jugado alguno de los títulos de la franquicia para tratar de entender la trama. Pero a diferencia de otras adaptaciones, este riesgo puesto en escena, logra cumplir con las expectativas de ampliar el universo de la franquicia y renovar el concepto que se tiene de la misma, abriendo las puertas a una nueva forma de narrativa, que puede complementar la marca en algunos aspectos en los cuales las limitaciones tecnológicas  actuales del desarrollo de videojuegos no permiten lograr.

Esta aventura de la hermandad de asesinos tiene la magia del animus, permitiéndonos vivir la aventura y haciéndonos sentir que estamos jugando, interpretando Aguilar, librando una de las interminables batallas contra los templarios, mientras tratamos de salvar a la humanidad. Sin más que decir, esta es una historia de Assassin’s Creed que vale la pena vivir más de una vez.

 

Agradecemos a  la gente de AOC y Syspertec por la invitación a la función especial.


One comment

  • […] gran pantalla como complemento de franquicia, ya que hace unas semanas se estrenó la película de Assassin’s Creed, que para los fanáticos supero las expectativas y le abre las puertas a un nuevo universo dentro […]

X