¿Está tomando mucho tiempo? Cierra la ventana
"Ya no hay noticias, solo propaganda" (Mirror's Edge)

Reseña – Destiny 2

Avatar Daniela Toro | 9 Octubre, 2017 8 Views 0 Likes 0 Ratings

Han pasado 3 años desde la salida del primer Destiny, donde millones de jugadores lucharon por proteger la tierra de las increíbles amenazas oscuras que tenía el espacio y que parecían querer acabar con los últimos vestigios de la humanidad.

Queriendo ofrecer una nueva experiencia de viaje, Bungie y Activision han lanzado Destiny 2, una experiencia de juego que busca aprovechar las mejoras de las nuevas plataformas y llevar a los jugadores en un increíble viaje espacial, con mucho por explotar y descubrir.

Esta nueva aventura está situada un año después de los acontecimientos de la última expansión de Destiny. Ahora, vemos que la última ciudad sobre la tierra ha sido destruida por la Legión Roja, un grupo fortalecido de los Cabal que ha dejado a los guardianes sin poder, y como consecuencia de esto, los elegidos por el Viajero deberán buscar una forma de recuperar la fuerza perdida y alzarse contra el enemigo, pues es una amenaza para toda la galaxia.

 

Entre las principales novedades, encontramos un limpio y dedicado aparato gráfico, que hace que Destiny 2 se sienta mejor aprovechado y pueda llevarnos a vivir la experiencia de los nuevos planetas, ofreciendo diferentes aventuras y expectativas para los guardianes. Dentro de esas mejoras gráficas están la iluminación, el detalle en los objetos, las armas y armaduras, así como en los efectos de lluvia y nieve.

Uno de los principales aspectos a destacar es el apartado sonoro, que cuenta con diferentes pistas musicales y que tiene la habilidad de llevar al jugador al infinito y más allá. La música es supremamente agradable, pues va acorde con los paisajes y el ambiente del juego. Por otro lado, la jugabilidad con respecto a los comandos del control es igual al primer Destiny, entonces si jugamos la primera entrega, la segunda no nos resultará extraña, y en caso contrario, la dominaremos rápidamente porque es bastante sencilla.

Acerca de los cambios más notorios con respecto al título anterior, está la gestión de equipo, que ahora es más simple y dedicada, lo que permite que cualquier jugador pueda preformar su equipo de manera sencilla y sin contratiempos. Algo que acompaña a este cambio, y que no ha gustado mucho, es la necesidad de un compañero en las misiones posteriores a la historia, haciendo que un jugador solitario y abandonado tenga pocas probabilidades de sobrevivir ante las increíbles amenazas que esconde el espacio y cada uno de los mapas. Es posible que estas misiones nos resulten tediosas si jugamos solos porque siempre debemos hacer lo mismo con diferentes objetivos, así que les recomiendo intentar jugar Destiny 2 en equipo, pues es muchísimo más divertido y no se cansarán tan rápido del juego.

El apartado multijugador busca mezclar los aciertos que han tenido diferentes facciones de Activision, haciendo que el enfoque competitivo esté inclinado hacia el dinamismo de las partidas y que los equipos puedan tener un control balanceado en su actuar, facilitando el remonte del encuentro en caso de que se vaya perdiendo.

Los modos principales están pensados para 4 vs 4. Tenemos el típico “muerte por equipos” y una interesante plantación de bomba similar al modo “buscar y destruir” de Call of Duty, en el cual los equipos deben colocar el artefacto explosivo y cuidar que el enemigo no lo desactive; en ambos casos quien derrote al otro sale ganador. Nuestro personaje del multijugador tiene las mismas características que hayamos elegido en la modalidad principal, es decir, cualquiera de las clases (Titán, Cazador o Hechicero) junto con la personalización de los poderes que configuramos previamente, a medida que subimos de nivel en la historia y misiones secundarias.

Sin embargo, el multijugador tiene algunos errores y problemas de emparejamiento, sin contar que cuando alguien decide cancelar la partida, el encuentro genera un desbalance y el sistema no trata de buscar un equilibrio de juego. Además, un jugador de muy bajo nivel que hasta ahora está comenzando, está obligado a enfrentarse con enemigos de mucha experiencia y con más habilidades, lo cual puede resultar abrumador porque el nivel de dificultad es muy alto y no permite jugar con fluidez.

Para finalizar, Destiny 2 es una gran opción si jugaste el primer título y quedaste con ganas de más. En comparación con el anterior, tuvieron muchos aciertos en algunos de los cambios, sobre todo visuales, como la arquitectura y la optimización en el diseño general del juego. Esta entrega cumple con entregarnos horas de diversión y con lo que un jugador acérrimo de la franquicia quiere encontrar: naves espaciales, alienígenas con quien luchar, aventuras y patrullas, entre un montón de cosas más.

 


There are no comments yet


    X