Reseña – GeForce GTX 1080 Founders Edition

Avatar Julián Rodríguez | 19 Mayo, 2016 28 Views 0 Likes 0 Ratings

Hace 2 años fue presentada la serie GeForce GTX 900 de la mano de ese entonces el buque insignia, la GeForce GTX 980. La novedad era la nueva arquitectura Maxwell que prometía un rendimiento excepcional y así fue durante todo este tiempo, hasta que recientemente NVIDIA anunció la GeForce GTX 1080, ofreciendo un rendimiento muy superior incluso a la GeForce Titan X. Durante el evento de lanzamiento en Austin, Texas (al cual fuimos invitados), NVIDIA nos presentó todo lo nuevo de la GTX 1080, entre esto su nueva arquitectura Pascal, la cual tiene un rendimiento extraordinario y en este reseña lo comprobarán.

Gracias a la nueva arquitectura, fabricación FinFET a 16nm, la nueva memoria GDDR5X y el nuevo sistema de compresión en memoria, esta serie 10 de NVIDIA ofrece un consumo/rendimiento excepcional, muy por encima de lo visto anteriormente en otras tarjetas gráficas de la misma compañía, como por ejemplo la GTX 980 Ti y Titan X (un 30% más de rendimiento aproximado). Todo esto con apenas un TDP de 180W alimentado por un PCI-E de 8 pines.

En nuestras manos tenemos la NVIDIA GeForce GTX 1080 Founders Edition, que es la versión de referencia rediseñada con un look más moderno gracias a las líneas poligonales que atraviesan todo el chasis de aluminio, además de mejorar igualmente el sistema de refrigeración más silencioso y eficiente. Esta edición saldrá al mercado por un costo de USD 700 en EE.UU. Los fabricantes también tendrán sus versiones modificadas, agregando los sistemas de refrigeración propios, o la GPU con mas boost de fabrica, etc, etc, etc.

El diseño de la caja va acorde al acabado poligonal y colores de la tarjeta gráfica, el cual se nota a primera vista. en la parte superior derecha lleva el logo de la compañía y debajo de este la referencia de la vcard. Es algo sencillo, pero el diseño realmente impacta cuando lo ves por primera vez.

Al abrir la caja se observa el borde con el tono verde característico de la empresa y la frase “Inspired by gamers. Built by NVIDIA”, dejando ver parte de la graficadora. Este concepto de diseño siempre ha sido el distintivo de NVIDIA en sus propias versiones, solo variando el contenido escrito en el borde verde.

En la parte posterior encontramos el blackplate de color negro, el cual está dividido en dos y protege todos los circuitos de la tarjeta gráfica. En una de las divisiones está escrito GeForce GTX 1080 en relieve, algo que en otras versiones “founder” no estaba, solo el logo de NVIDIA.

Para que ingrese el aire la GTX 1080 cuenta con un blower radial de 80mm, el mismo de las GTX 980, GTX 980 Ti y GTX Titan x, que resulta bastante eficiente en la disipación de calor generada por la GPU fuera del gabinete, evitando así el calentamiento interno de los componentes, algo que no sucede cuando se usan fans para refrigerar.

en el apartado de conexiones, nos encontramos con 3 puertos DisplayPort 1.2, 1 HDMI 2.0b y un DL-DVI, conservando las mismas salidas de video de sus antecesoras. Cabe aclarar que los puertos DisplayPort soportan sin problema la resolución 3840×2160 a 60Hz, al igual que el HDMI 2.0b. En el caso de HDMI 2.0b, el monitor/TV debe ser compatible de igual forma con este estándar para tener la resolución 4K con tasa de refresco a 60Hz, en caso contrario (HDMI 1.4b hacia atrás), solo tendrán una tasa de refresco de 30Hz -debido a la limitación del estándar HDMI.

La vcard ofrece soporte nativo para DirectX 12, la API de bajo nivel VULKAN y las nuevas tecnologías de Realidad Virtual (RV) que están saliendo en la actualidad. El soporte a 4K 60Hz con esta single-GPU es lo que muchos hardcore gamers están esperando para disfrutar los nuevos títulos next-gen que están saliendo. Aunque la arquitectura Pascal soporta SLI 3-Way o 4-Way, NVIDIA recomienda hacer SLI 2-Way. en el caso de hacer 3-Way o 4-Way, se requiere descargar una enthusiast key, la cual estará disponible en el portal de NVIDIA para firmar digitalmente las GPU. la key disponible el día 27 de mayo, fecha del lanzamiento mundial.

Estas son las especificaciones de la GeForce GTX 1080:

Tecnologías

NVIDIA invierte mucho en I+D para sorprender con nuevas tecnologías, útiles en todos los ámbitos de posible trabajo y entretenimiento. Una de las tecnologías que más resalta es ANSEL (en honor al famoso fotógrafo Ansel Adams). ANSEL básicamente permite capturar fotos de super alta resolución, permitiendo moverse libremente por el entorno para capturar la imagen, usar filtros artísticos, capturar en formato EXR o RAW, y tomar fotos de 360 grados. Todo esto dentro del videojuego. Por el momento la tecnología será incorporada en Tom Clancy’s The Division, The witness, Law Breakers, The Witcher 3: Wild Hunt, Paragon, No man’s Sky y Unreal Tournament.

Otra de las tecnologías que llega fuerte con esta nueva serie es la multi-proyección simultanea, ideada para los usuarios que usan varias pantallas. Corrige la perspectiva para ofrecer una vista mucho mejor, a como la veríamos en la realidad. La imagen se renderiza con diferentes ángulos para hacer coincidir la vista a como si se estuviese viendo por una ventana, lo cual le da más realismo. Gracias a esto, se reduce la carga en la tarjeta gráfica ya que solo el monitor principal es el que renderiza al máximo, el cual es en el que se enfoca más el jugador. Esta tecnología es compatible con cualquier tipo de monitor: curvo o plano; o a cualquier configuración de múltiples monitores: esférica, surround, lentes de realidad virtual, entre otras.

Pruebas reales

Para las pruebas reales se utilizó el siguiente hardware y drivers:

Usamos varios de los videojuegos más recientes a resolución 4K y las más altas configuraciones gráficas posibles con la GeForce GTX 1080, y comparando con la GeForce GTX 980. Todos los videos fueron grabados con ShadowPlay de NVIDIA, para que el rendimiento de los juegos no se viese afectado negativamente.

GTX 1080 sin OC

GTX 980 sin OC

En perspectiva, la GTX 1080 casi dobla los frames per second en los benchmarks de los videojuegos, con las mismas configuraciones y a la misma resolución 4K, lo cual nos deja una buena sensación de rendimiento. Cuando se le aplica Overclock a la GTX 1080 para llevarla hasta los 2100MHz, el rendimiento de los juegos aumenta significativamente, llegando a correr, por ejemplo DOOM, entre 60 y 70 fps. El rendimiento también depende de qué tan bien optimizado esté el videojuego, ya que refleja los cambios en el framerate a la hora de hacer OC.

Ruido y refrigeración

El sistema de refrigeración de referencia de la GeForce GTX 1080 es bastante silencioso si se compara con las tarjetas gráficas de la generación anterior cuando la carga en la GPU es relativamente alta. cuando se le exige realmente a la tarjeta los niveles de ruido generados por la refrigeración si se empiezan a notar un poco, aunque si el gabinete está cerrado la reducción del ruido es bastante. En las pruebas siempre tuvimos la velocidad del ventilador a 75% para mantener las temperaturas a 70° aproximadamente y el ruido era considerable aunque más suave que, por ejemplo, la GTX 980 con refrigeración de referencia a esta misma velocidad.

Conclusiones

La GeForce GTX 1080 tiene bien merecido el título de “nuevo rey” con el extraordinario rendimiento que ofrece a resolución 4K overclockeando la tarjeta gráfica. El 30% de rendimiento sobre la GeForce GTX Titan no es mentira y el que corra los últimos juegos con todas las configuraciones gráficas a un buen framerate es señal de que la tarjeta cumple lo que promete.  No hay juego que la GTX 1080 no pueda correr en las configuraciones más altas a 1080p e  incluso a 1440p sin necesidad de hacer SLI y con tan bajo consumo energético. Los juegos más exigentes en 4K corren por encima de los 40 fps sin overclock, y con overclock pueden mantener entre 60 y 70 fps (dependiendo el juego). El salto de Maxwell a Pascal ha sido acertado, justo en el momento en que la creciente demanda por jugar a resolución 4K va en aumento de forma considerable, haciendo de esta la mejor opción por el momento. Lo recomendable para jugar a 4K es contar con una configuración SLI 2-Way, así no es necesario hacer OC y se extiende el tiempo de vida útil de las tarjetas gráficas.

Lo malo (aunque no es tan malo) de la GTX 1080 es la salida de video DVI-D, dejando a un lado el DVI-I, lo cual para quienes usan este tipo de puerto es recomendable actualizar a DisplayPort si su monitor lo soporta o a HDMI, con la limitante de los 30Hz en resolución 4K expuestos anteriormente. Por el momento NVIDIA no tiene competencia ya que AMD está retrasado en lanzar su nueva serie Polaris, de la cual se habla un rendimiento extraordinario, así que esta tarjeta gráfica es la más poderosa hasta el momento a un precio asequible.

Los juegos que incorporan DirectX 12 todavía flaquean con NVIDIA, en lo que AMD le lleva ventaja de cierta forma. Esos si, esto no le quita para nada que la GeForce GTX 1080 tenga un rendimiento superior a la Titan X de aproximadamente 30%.

En general el rendimiento es absurdamente bueno, y para aquellos que quieren dar ese salto generacional, la GeForce GTX 1080 es la mejor opción. Poder jugar a mas de 40fps en 4K o mas de 60fps en 1080p y 1440p es algo más que suficiente para la mayoría, aunque nunca es tanto y está la opción del SLI para los hardcore gamers.

 

Le damos las gracias a NVIDIA por habernos facilitado el sample de la GTX 1080 para esta reseña.


One comment


X