Luego de varios días en los que salimos de la Steam Summer Sale, sabemos que todos llegamos al borde de la falta de dinero y vender hasta el alma para conseguir el juego que tanto queríamos, pero también para que no se queden con las ganas de nuevas propuestas y títulos frescos, les tenemos la reseña de Mushroom Wars

Estrategia bastante dinámica

Éste juego de por si no es nuevo, ya existía desde 2009 en la PlayStation 3 a través de la PSN, que luego fue pasado para dispositivos móviles en 2013 y finalmente para PC a través de la plataforma Steam en abril de 2016. Éste es del género RTS, es decir, Estrategia en Tiempo Real, en el que hacemos que nuestros soldaditos controlen todo un respectivo mapa. Cuando inicias el título te pone de inmediato en su pantalla de inicio, la cual es sencilla y tiene todo lo que vamos a tener presente para iniciar.

Los modos de juego incluyen la campaña de un solo jugador, una escaramuza de práctica y una para jugar con varios jugadores. La campaña empieza introduciéndote al mundo del juego, donde varios soldaditos tienen que transportarse desde varias bases en forma de hongo y capturar otras. Lo interesante del juego es que puedes aumentar la capacidad de cada base, siendo necesario en respectivas misiones para que puedas tener mayor número de unidades y poder ganar la partida enviándolas al ataque.

Además de ello con respecto a los edificios es que puedes tener bases armadas con torretas, las cuales no se pueden mejorar, pero si te permiten proteger los pueblos, disparándole a los enemigos alrededor y reduciendo sus unidades para que logres defenderte. Otro de los buenos detalles del juego es la posibilidad de regular el número de tropas que envías, haciendo que tu propia decisión de enviar pocas unidades puede que no constituya una gran amenaza para el terreno que quieres conquistar, así como del otro lado enviando a todos de la torre que controlas podrías provocar un contraataque haciéndote perder ciertos terrenos, dependiendo de cómo vayas jugando.

Existen 28 escenarios con tres niveles en cada uno; Fácil, Normal y Difícil, donde la diferencia entre los dos primeros es que te muestra en el mapa los sitios que debes mejorar y que te muestra la cantidad de unidades hay en cada torre enemiga, de resto, la dificultad es alta, ya que luego del tutorial de los primeros mundos, te sueltan al ruedo en un desafío que se va incrementando conforme vayas avanzando en el juego.

Escaramuzas para pasar el rato

El modo escaramuza y multijugador se ambienta en un mapa donde la finalidad no cambia, sino que se agregan el número de bases y contendientes, que pueden ser hasta cuatro. Si bien no hay variedad en el modo de juego no le quita la diversión, ya que es un modo más rápido, donde tienes que enfrentarte no sólo a un enemigo sino a tres, con la ventaja que el centro del mapa puede ser tomado por cualquiera y con la dificultad que la torre central te puede atacar, matando a tus tropas.

El juego es adictivo y desafiante, el apartado gráfico es muy sencillo sin llegar a caer en el simplismo. Las mecánicas son sencillas y puedes divertirte durante un par de horas, donde la dificultad y el cambio constante de estrategia te pondrán a estar concentrado. La rejugabilidad tanto de éste modo como de las misiones es bastante amplia, ya que la estrategia que toma la computadora siempre es cambiante, por lo que por más que repitas una misión, siempre vas a tener que pensar en una forma distinta para cumplir los objetivos. Si eres de esos que pierde la paciencia por perder una y otra vez gracias a la misma dificultad del título no te lo recomendamos.


joseleoso

Principiante

Escoge el formato
Publicación
Texto formateado con embebidos y visuales